Entrevista con Doug Miller, presidente y fundador de IVPC, presidente fundador de EVPA y AVPN

Nueva York, octubre de 2019.

Entrevista con Doug Miller, presidente y fundador de IVPC, presidente fundador de EVPA y AVPN

1. ¿Qué lo llevó a promover un enfoque de Venture Philanthropy?

Junto a un grupo de amigos en la industria de private equity en Europa discutimos acerca de nuestra filantropía y nuestra frustración con la falta de transparencia, el rigor insuficiente en la forma de operar del sector social y la falta de infraestructura en este sector, todo lo que estaba limitando el impacto que estábamos consiguiendo.

Sentíamos que cada organización sin ánimo de lucro y empresa social es primero que todo un negocio, incluso si muchos de ellos no buscan ganancias: Cada una debía tener una estructura legal, equipo, un plan estratégico, fuentes de financiamiento y, productos y servicios para entregar a sus clientes a quien en general nos referimos como beneficiarios.

Las organizaciones sin ánimo de lucro y empresas sociales son creadas por personas con una fuerte creencia y emoción desde su corazón por lograr cambio social, pero en muchos casos estas personas no tienen las habilidades de negocio que son necesarias para traducir esta pasión por los resultados que quieren conseguir.

El enfoque de Venture Philanthropy busca abordar precisamente estas carencias, desplegando los enfoques y metodologías de la industria de Venture Capital al sector social.

2. ¿Cómo descubrió el concepto de Venture Philanthropy?

Descubrimos el concepto de Venture Philanthropy en Estados Unidos. Este concepto fue usado por primera vez por John D. Rockefeller en 1965-66, sin embargo, no mucho había sucedió hasta mediados de la década del noventa cuando el boom de las dotcom hizo millonarias a varias personas, y ellas pensaron “podríamos utilizar una metodología de negocios para lograr mejores resultados en el sector social”.

Nosotros aprendimos de los enfoques de estos pioneros, pero también de sus errores: Mientras las personas de negocios podíamos proporcionar una experiencia valiosa y sus herramientas, era un error asumir que sabíamos más que las fundaciones y las organizaciones sociales: Son ellas quienes tienen toda la experiencia en el sector social; las organizaciones de propósito social son de hecho las organizaciones que logran los resultados. Por lo tanto, el modelo de VP enfatiza no solo el uso de algunas metodologías y herramientas de negocio, pero también la importancia de trabajar en alianza cercana con las organizaciones sociales.

En 2003 0 2004, asistí a una conferencia organizada por el Stanford Social Innovation Review, llamada International Venture Philanthropy. A pesar de que la llamaron una “conferencia internacional”, el 80% de los asistentes eran de California y el 95% venían de Estados Unidos, solo había una persona de Japón, una persona de Australia y nosotros tres de Europa. Fue ahí que me di cuenta la falta de oportunidades para actores de otras regiones para obtener exposición a estos conceptos. Fue por esto, que algunos colegas y yo nos propusimos abordar esta brecha.

3. ¿Por qué escogió llevar el enfoque de Venture Philanthropy alrededor del mundo? ¿Cuál fue su estrategia?

Habiendo visto la infraestructura del capital de riesgo y también verlo expandirse desde Estados Unidos a principios de la década del setenta y convertirse en un fenómeno global, decidimos llevar el modelo de Venture Philanthropy por todo el mundo. Tuvimos un enfoque de llevarlo por continente, el motivo fue que de esta manera la toma de decisiones y los equipos de trabajo estarán más cerca de las cuestiones sociales, y de donde las inversiones deberían hacerse. Entonces, empezamos en Europa, después pasamos a Asia, y ahora estamos trabajando en África y Latinoamérica.

Siempre operamos con un modelo donde el liderazgo y la “pertenencia” de la red debe reposar con líderes reputados de cada región. El financiamiento local debe representar por lo menos el 60% para que la Red sea sostenible. No estamos buscando crear subsidiarias o un modelo de franquicia de redes, sino que buscamos empoderar líderes locales y apoyarlos con consejos sobre cómo construir sus propias redes regionales apalancando lo que ya ha funcionado en otras regiones, facilitando conexiones relevantes y algunos recursos para empezar nuevas organizaciones.

4. ¿Puede contarnos más de su experiencia implementando el concepto de Venture Philanthropy en proyectos específicos y a través de las redes?

He trabajado y sigo trabajando en ambos niveles, como inversor en proyectos específicos y como constructor de ecosistema. Trabajando por tu cuenta realmente no tienes el acceso al conocimiento y financiamiento que necesitas. Entonces, debes trabajar en colaborativamente. Hay una sensación de satisfacción asociada con apoyar proyectos específicos, pero, al fin y al cabo, con algunas excepciones, estos son pequeños proyectos que está bien apoyar pero que no alcanzaran resultados sociales significativos a menos que tengas el acceso a los recursos y el conocimiento que son necesarios para escalar el impacto.

Ha sido mi experiencia y la de mis socios que al construir estas redes y actuando como catalizadores de los ecosistemas se facilita que más recursos (financieros, humanos e intelectuales) sean desplegados de manera más eficaz para conseguir impacto social y ambiental. Estas redes son multiplicadoras de inversión social y por consiguiente de impacto social. Es por esto por lo que escogí dedicar mi energía y recursos para ayudar a otros a crear y aprovechar estas redes. Cada dólar que he invertido personalmente genera muchos más dólares de inversión por parte de otros – en un término amplio: puede ser financiamiento, pero también conocimiento o capital humano. La gratificación y satisfacción personal puede que sean menores a financiar un proyecto específico, pero el impacto a largo plazo es mucho más grande. Con el pasar de los años con buen liderazgo y compartiendo conocimiento entre redes el cielo es el límite. A los inversionistas y donantes internacionales le encanta la posibilidad de aprender, colaborar, y financiar inversionistas sociales locales comprometidos.

5. ¿Cómo es el proceso de establecer estas redes?

Nuestro aprendizaje construyendo redes es que es muy importante involucrar todos los segmentos de proveedores de capital (financiero, humano e intelectual) implicados en la inversión social, por ejemplo, family offices, private equity, y profesionales de fondos, corporaciones, firmas de servicios profesionales, universidades y organizaciones del sector público.

Empezamos relacionándonos con fundaciones puesto que son quienes cuentan con el conocimiento más profundo acerca de las cuestiones sociales existentes. Pero para realmente lograr una diferencia debes acceder a otros tipos de capital, incluyendo capital humano e intelectual. Entonces, nos acercamos a los corporativos, quienes típicamente tienen un gran capital humano además de sus recursos financieros -buscamos personas con habilidades en IT, mercadeo, estrategia, operaciones etc. También nos involucramos con personas en el sector de private equity -nosotros que venimos de este sector entendemos como invertir en compañías y muchos de nosotros tenemos un interés en devolver a la sociedad? - hay muchos ejemplos, incluyendo los cinco fundadores de EVPA.

Para construir aún más la infraestructura para ayudar a organizaciones de propósito social nosotros nos propusimos involucrar firmas de servicios profesionales, abogados, contadores, head hunters, consejeros de estrategia y similares – parecido a la industria que apoyó el desarrollo del Venture Capital en el mundo comercial. Para estas iniciativas todos ellos proporcionan sus servicios de manera pro-bono para apoyar organizaciones sin ánimo de lucro y empresas sociales.

También nos involucramos con universidades como una forma de: a) actuar como líderes de pensamiento en este espacio, ayudando a crear, empaquetar y diseminar contenido para una mayor inversión social efectiva y b) para llegar a miles de estudiantes cada año. Actualmente, tenemos más de 35 universidades asociadas como miembros, quienes contribuyen activamente en un número de frentes, incluyendo las Academias de Aprendizaje de las redes.

Finalmente, nos acercamos a individuos de grandes patrimonios, trabajando a través de las organizaciones que los aconsejan, como UBS, Credit Suisse, JP Morgan y Standard Chartered. Por supuesto toma años cementar estas relaciones puesto que son muy protectoras de sus clientes, así que se debe construir confianza para que ellos te dejen entrar en su negocio, ellos siempre terminan dándose cuenta de que estas redes proporcionan oportunidades para sus clientes para que encuentren formar de involucrarse más efectivamente con la filantropía y la inversión social.

Como pueden ver, nosotros deliberadamente nos acercamos a distintos sectores para involucrar a diferentes tipos de proveedores de capital necesarios para crear impacto. Frecuentemente encontramos que muchos de ellos nunca han interactuado con otros sectores, pero al hacerlo, nuevas alianzas se forjan y nuevas iniciativas son creadas. Al crear esta plataforma para la colaboración, las redes generan un valor inmenso.

En efecto, una red es mil veces más poderosa que donar como un individuo.

6. ¿A qué se refiere con “mil veces más poderosa”?

Al ser parte de una red, como las que promovemos alrededor del mundo, tienes mucha más experiencia que la que tienes como individuo con relación a como atacas problemas como la desigualdad, los problemas de medio ambiente, etc. También, en una red tienes acceso a más recursos, como expertos internacionales, personas que tienen un conocimiento mayor que el de las demás personas. Nuestra conferencia en junio en Singapur atrajo a más de 1200 asistentes de cerca de 50 países -tuvimos más de 150 conferencistas y panelistas.

Tu atraes más dinero, más conocimiento, y consigues la habilidad de colaborar y poner más dinero en oportunidades específicas. Nuestros miembros trabajan a través de todo el continuo de capital desde donativos hasta equity.

7. ¿Cómo cree que estas redes contribuyen a sus miembros?

EVPA y AVPN explícitamente no asumen ningún crédito de los resultados obtenidos y el impacto creado: Esto es logrado por los inversionistas sociales y las organizaciones de propósito social. Es por esto por lo que no hacemos declaraciones acerca del número de beneficiarios, por ejemplo.

Sin embargo, estas redes han sido decisivas en ayudar a sus miembros a involucrarse con nuevos aliados y desplegar más capital y, más importante aún, desplegar este capital de una forma más efectiva al apalancar la metodología de VP y los aprendizajes y mejores prácticas de los cerca de 900 asociados a estas redes.

EVPA y AVPN se han convertido efectivamente en catalizadores de muchas alianzas nuevas entre aliados improbables, han inspirado una docena de nuevos fondos, han desencadenado nuevas innovaciones en inversión social y finalmente han permitido la canalización de más capital de todas las fuentes hacia las necesidades sociales y medioambientales. Por ejemplo, considera las oportunidades de inversión social actualmente publicitadas por la “Deal Share Platform” de AVPN. Dependerá de los inversionistas sociales que son miembros de las redes decidir acerca de unir fuerzas en cualquiera de estas oportunidades, pero AVPN está proporcionando una plataforma verdaderamente catalítica para que estas oportunidades puedan darse.

IVPC está entusiasmado de involucrarse como catalizador y facilitador de nuevas redes también en Latinoamérica y África.

Print

Número de visitas (2948)

Theme picker

Más noticias

Theme picker